Aportaciones Internacionales al Sitio Edgar Morin

Estas aportaciones son producto de la participación de infinidad de personas que se han declarado seguidoras de la obra de Edgar Morin.

Aquí puede encontrar múltiples envíos de distintas partes del mundo.

Interés en colaborar.

En caso de tener interés en participar y proponer una aportación, le rogamos entrar en esta sección:

Deseo Colaborar con una Aportación

Políticas básicas para las Aportaciones:

El eje o trasfondo debe ser el pensamiento complejo, la complejidad, el pensamiento sistémico y la transdisciplinariedad.
Proceso: Una vez que usted envíe una aportación pasará a revisión a nuestro consejo editorial y si es aprobada será publicada de inmediato.

Requisito Básico: La extensión máxima es de una hoja tamaño carta o cuartilla. Citar bibliografía si procede.

Aportaciones en orden cronológico:

Imprimir

160 # LEONARDO DA VINCI Y EL PENSAMIENTO COMPLEJO

Nombre: Giselle
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
">Email:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Apellido:Goicovic
Institución Académica: Universidad UCINF
País: Chile
Título de la aportación: Leonardo da Vinci y el Pensamiento Complejo

RESUMEN:
El presente artículo es la síntesis de la primera etapa de una investigación para la docencia universitaria, cuyo objetivo es explorar el proceso creativo de Leonardo da Vinci para proponer estrategias que permitan el desarrollo del pensamiento complejo en estudiantes de pregrado. Es un estudio que contiene los antecedentes históricos necesarios para la comprensión del proceso creativo y la interpretación, contextualización y proyección pedagógica de los códices.

Leer más Comentario (1) Impresiones: 9078
Imprimir

159 # ¿Qué tiene de posmoderno Shen Yun Performing Arts?

Nombre: Natalie
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Apellido: Gama Pourdanay
Institución Académica: Multiversidad
País: México
Título de la aportación: ¿Qué tiene de posmoderno Shen Yun Performing Arts?
Texto: Según Marx, el hombre no se pregunta nada que no sea capaz de responder. Entonces, ¿qué tiene de posmoderno Shen Yun Perfoming Arts?

El planteamiento inicia con la premisa de que actualmente el hombre manifiesta, a través de diversos mecanismos, tales como el arte, una actitud que revaloriza al cuerpo. Se habla de revalorización porque durante la construcción de la plataforma epistemológica de la modernidad se concreta un discurso que le otorga supremacía a la razón. Ello implicó dejar de lado al cuerpo, de ahí, el castigo, el auto flagelo y otros dispositivos de minimización. La dicotomía entre cuerpo y razón es un discurso que se convierte en paradigma; será noción que mora en el inconsciente colectivo y que determinará ciertos comportamientos.

El discurso moderno occidental funda sus bases con Platón y Aristóteles, se concreta con Descartes, empieza a corroerse con Nietzsche y con algunos libertinos barrocos, que aunque no hayan tenido el mismo impacto, ahí estaban, en contra del deber-ser. Nietzsche pone tela de juicio el discurso racionalizador que había olvidado al cuerpo con la intención de nivelarlo con la razón. Pensar desde el cuerpo apelaba por un comportamiento que integrara el campo de lo sensible, en un regreso a la tierra, a lo tangible: había que dejar el mundo de la metafísica y retraer a la razón de su pedestal. Inicia el siglo XX y pensadores empiezan a retomar la idea de que la modernidad se había encargado de cerrar el pensamiento, de limitar el comportamiento, y de negar la sensibilidad, las pasiones. Se engendran nuevos saberes en donde lo sensible es complemento innegable del hombre y su comportamiento. Esta inclinación por enfrentarse al deber-ser de la moral no sólo emerge en los círculos de producción de saber, sino también en otros ámbitos. El siglo XX se convierte en un periodo de transgresión a lo establecido, a lo político, económico, religioso, social. Es a partir de la segunda mitad del siglo que se empieza a hablar de posmodernidad, como un término para referir a una plataforma epistemológica conformada por otras características a las de la modernidad, tales como la emergencia de un comportamiento que desde el inconsciente se remonta al origen. No es casualidad que Nietzsche ya hablaba del eterno retorno. Pues, se trata de una actitud que, en pleno siglo XXI, está más palpable que nunca, que revierte la condición racionalizadora de la razón para reivindicar un cuerpo que había sido denegado. Se trata del regreso a un espacio/tiempo dónde todavía el hombre no se concebía como hombre, en donde no existía la dicotomía entre cuerpo y razón. De ahí el retorno al origen, a lo salvaje, al propio hombre en estado de no-cultura.

En las últimas décadas del siglo XX posturas como estas se filtran, desde las elites a las masas. El hombre empieza a comportarse diferente, ya no como individuo, sino en conjunto. Entonces, cuando encuentras, hoy, un grupo de gente extranjera, en un país racionalizado, que rastrea un comportamiento de ciertos grupos sociales de otro país no occidental, que remonta a más de 5000 años y que además retoma la danza; en donde lo sensible toma fuerza para reivindicar al cuerpo en una forma de ser y estar: estamos frente una postura meramente posmoderna, hipermoderna o premoderna. Muestra un retorno, ya no discursivo, sino práctico del propio hombre por reencontrar el origen o a sí mismo. Es el regreso al arkhé de Heidegger, el eterno retorno de Nietzsche, el ser dionisiaco que embriagado es-cuerpo. Esta es la marca de las sociedades contemporáneas.

La pregunta ahora sería: ¿tienes o eres cuerpo?

Comentario (0) Impresiones: 2376
Imprimir

158 # De danza y otro poco

Nombre: Natalie
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Apellido: Gama Pourdanay
Institución Académica: Multiversidad Edgar Morin
País: México

 

Inmóvil la danza, inmóvil el movimiento, inmóvil la vida

Danza inmóvil, fija, estática, así pareciera la inmovilidad en la danza, cuando se congela el tiempo, el movimiento, nada se mueve, fijo, muere.
En lo muerto, en lo fijo, un minúsculo movimiento que vibra, aquí allá, imperceptible,
inmóvil, impensable, donde la fuerza vital de todo cuerpo se conjuga, en donde el cuerpo está más móvil que nunca, en donde cada órgano, cada hueso cada músculo confluyen para ese momento, para esa figura para ese entrecruzamiento de fuerzas vibratorias que dicen estoy vivo. Me pienso, me veo, me siento, me detengo, sigo, La carne, los huesos siguen, se cansan, insisten, se sostienen. Frágil, desigual, desciende, se fortaleza, se queda.
El aire entra el aire sale, el calor aumento, el agua escurre, la mirada pierde, se hace
inmóvil, extrañeza hacia sí mismo, la mirada detrás, encima, debajo por dentro. Inmóvil la vida está, se siente.

Duo Maintnant así aparece cada movimiento, que cada instante de este flujo de
movimientos es inmóvil, estático. Fragmentada, cada una de ellas es fija. En el flujo está lo fijo, en lo fijo está lo vivo, en lo inmóvil, la fuerza.

Comentario (0) Impresiones: 2391
Imprimir

157 # La ciudad sin suelo

Por: Natalie Gama Pourdanay

Institución: Multiversidad Edgar Morin

País: México

 

José Miguel G. Cortéz en su texto La ciudad cautiva trabaja la idea de cómo las sociedades han sido manejadas desde una estructura de poder a fin de ejercer mecanismos de control y apaciguamiento de violencia. Hoy, dice el autor, nos encontramos en un momento en donde la sociedad misma ha buscado control a través de la instauración de la idea de seguridad relacionada con la protección de los ciudadanos que se ejerce en la arquitectura de los espacios.

En este espacio de vigilancia todo se sabe, todo se ve, lo privado y lo público pierden la línea divisora, todo movimiento se examina por un ojo. La tecnología de la información ha permitido que el saber lo de social a través de la vigilancia sea compartido en todos los polos culturales. Lo oculto se está vislumbrado y la necesidad de buscarlo cae en un mundo que no pide de una fuerza de existir, sino de un mundo que pide sobrevivir. Una sociedad vigilada en donde lo privado ya no tiene misterio contiene hombres que ya encuentran en su mundo objetivos inalcanzables, pues todo se ve y todo se sabe. Las calles, los bares, los jardines, los parques, se empiezan a nublar ellos que no saben a dónde van, que no saben qué buscar. Y ese ojo, sólo ve, porque ver no cuida, ni engendrar, sino que trasgrede, asusta, porque no tiene que ofrecer. Así, en las sociedades contemporáneas están aquellos que no encuentran más que llorar sentados en las fuentes de los centros de las ciudades para sentir. Lloran y sienten pero no saben por qué. La ciudad ya no es cautiva, ya no tiene misterio, ya no invita a crear, a pensar o a vivir. La ciudad vigilada sólo ve lo que triste se levanta y triste cae.

Comentario (0) Impresiones: 2285
Imprimir

156 # La Postmodernidad Como la Conocemos

Meir Finkel

Blog http://www.e-learningsocial.com/finkel/blog/

Guatemala

 

Al dar paso a la nueva civilización postmoderna surgen corrientes intelectuales a favor y en contra de la integración de una nueva cultura postmoderna en la literatura, en las artes plásticas, en la arquitectura, entre otros. Se trata de una trasgresión del conocimiento científico y cultural que busca superar el pensamiento progresista que imperó durante el siglo XX.

Leer más Comentario (0) Impresiones: 4928

Contacto

DERECHOS RESERVADOS

  • Los derechos de propiedad intelectual sobre este SITIO, dominio o sub-dominios son titularidad de Edgar Morin. El uso de cualquiera de los contenidos del SITIO no constituirá en ningún momento una autorización ni licencia tácita o explícita para usar la propiedad intelectual propiedad de Edgar Morin o de la cual ésta es usuaria autorizada, por lo que su reproducción parcial o total no está permitida.
    Corresponde a Edgar Morin el ejercicio exclusivo de los derechos de explotación de los derechos referidos en cualquier forma y, en especial, los derechos de su divulgación, publicación, reproducción, distribución, comunicación pública y transformación.

 

Protected by Copyscape Web Copyright Checker

Email *
Nombre *
Apellido *
Ciudad *
País *
Teléfono Celular *
Posgrado *
Temática *
Mensaje *